¿Qué hace del interiorismo en hoteles y establecimientos hosteleros un caso de éxito? ¿Cómo se debe combinar la estética y el diseño con la funcionalidad para que además de estancias atractivas, confortables y con personalidad aumente la satisfacción y el número de clientes? Fueron algunas de las preguntas a las que se dio respuesta en la jornada Hotel & Retail Design, a la que el equipo de marketing de Keragres asistió para participar de las últimas tendencias en Interiorismo para Hoteles.

Una de las claves que tienen en común los proyectos de éxito basados en hoteles y restaurantes es que la arquitectura de interiores tiene una clara finalidad: apuesta por rentabilizar la inversión estudiando tanto el perfil del cliente como el de la firma para conjugar una solución efectiva que no renuncie al diseño. Gema Alfaro y Emili Manrique, de Alfaro-Manrique, lo ejemplificaron con distintos casos de interiorismo hotelero como Tabakalera House, de San Sebastián; el sevillano Palacio Conde de Torrejón; Fortuny 7 o Casa Alberola, en Alicante. Estudiar parámetros de sostenibilidad en un diseño totalmente a medida es otra de las claves en las que los socios de Alfaro-Manrique se han basado para garantizar un buen resultado.

No son los únicos detalles a tener en cuenta a la hora de enfrentarse a un proyecto de interiorismo hotelero o del sector de la restauración. También hay que tener presente que la arquitectura de interiores ayuda a crear una experiencia, y esa idea fue la que marcó el camino para Jean Porsche cuando acometió el proyecto del restaurante Coque, en la madrileña calle Marqués de Riscal.

Por otra parte, adecuarse al entorno donde se va a llevar a cabo el interiorismo, aprovechando los puntos fuertes del espacio e intentando potenciarlos, es otra máxima a tener en cuenta. Y en ocasiones, puede ser todo un reto. Fue el caso de PF1 Interiorismo, encargada de diseñar los interiores del primer hotel desarrollado en un faro en España, concretamente en Galicia.

Además de todo lo anterior, es importante tener muy claro el concepto sobre el que se va a trabajar, y cómo se relacionará con la funcionalidad. Se trata de la principal premisa bajo la que trabajan estudios como el de Alejandra Pombo, responsable de proyectos de interiorismo en hoteles como el Vincci Soho y restaurantes como Numa Pompilio o Fismuler. En la misma línea se sitúan interioristas como María Villalón, que en poco más de dos años ya ha realizado más de una decena de reconocidos proyectos como el Pointer, Chow Chow, Pomerania, Hake Mate o el Roostik, todos ellos ubicados en Madrid.
Además, dar el protagonismo que se merece al diseño creativo de espacios comerciales, personalizando la firma y haciéndola reconocible para el público, es fundamental en el caso de las llamadas flagships. De ello habló Carlos Aires, creador de Marketing-Jazz, detallando las últimas tendencias que están funcionando en Nueva York y explicando por qué en el caso de las tiendas su valor es su valor social, ya que la gente decide no comprar online porque puede vivir una experiencia en tienda.

Por otro lado, Amparo Pérez-Jorge, arquitecta y Product&Design Manager de NH Hotel Group, habló de cómo la cadena ha apostado por mejorar y renovar recepciones, habitaciones y distribuciones para cumplir las expectativas y necesidades de los clientes actuales, facilitando que haya vida de forma que los huéspedes no trabajen en sus habitaciones sino en los lobbys y vivan experiencias en comunidad. Las zonas comunes ahora recobran vida en donde se genera "comunidad".

Por su parte, Antonio Sancho, Business Development Director de Radisson Hotel Group, habló sobre las 13 nuevas aperturas y 2245 habitaciones que estaban programadas en la cadena internacional de hoteles Radisson RED y cómo se habían enfrentado a este desafío. El diseño y el arte han sido importante premisas que han influido las decisiones de interiorismo de esta nueva marca hotelera.