Ahora que llega el verano, las piscinas compiten, a su manera, con el mar como escenario perfecto para combatir el calor. Por eso hemos hablado con Toni Genestra, director gerente de Keragres, para saber si hay novedades en el sector, y la respuesta es que sigue evolucionando para proponer nuevas ideas más acordes con los nuevos proyectos.
Si hasta hace no tanto tiempo el gresite era el protagonista absoluto de toda nueva piscina a instalar, ahora compite con otros materiales. "El gresite es un material económico, fácil de colocar, tiene muy poca dilatación y da muy buen resultado sobre todo para las piscinas con formas curvas, porque te permite tolerar ese diseño", explica Genestra. "Pero ahora la mayoría de las piscinas son cuadradas, y muchos clientes intentan, si es posible, colocar en la piscina el mismo material que en el solárium. De hecho, pocas veces estamos colocando ya fiola -el borde de la piscina-. En su lugar, con la misma baldosa se hace un rebosadero para que el agua de la piscina quede prácticamente al nivel del suelo", señala el gerente de Keragres, que afirma que de esa forma la sensación es la de tener una playa en la terraza.
"Utilizamos mucho los tonos arena en los pavimentos de las terrazas, y si la piscina también es color arena, el efecto del color del agua es el del turquesa que hay en las playas de esta zona. Lo que el cliente debe saber es que, dependiendo del color en el que revistas tu piscina, el agua se muestra en un color o en otro, aunque también hay que tener en cuenta que, por normativa, en algunas localidades no puedes poner revestimientos de determinados colores", explica.

Spas y baños
En cuanto a los spas, las opciones pasan por hammams, saunas y baños turcos, cada vez con más demanda. La única dificultad es que no siempre se dispone del espacio suficiente en casa para instalarlos. Sin embargo, la empresa Effegibi, con la que trabaja Keragres, ofrece la posibilidad de proporcionar un generador de vapor llamado Nuvola Smart Power que el cliente puede instalar en cualquier parte. "La ventaja es que si tienes una ducha de por ejemplo 1,6 x 0,9, donde no cabría una sauna o un hammam, sí puedes instalar los generadores de vapor dentro de esa ducha, a la que colocamos una mampara hermética para que no se vaya el vapor y haya más rendimiento", explica Toni Genestra. De esa forma, ahora los spas están al alcance de casi todos.
Por último, en cuanto a la grifería de los baños, las tendencias se inclinan a favor de las griferías de colores, con todos los accesorios de baño en negro o en oro rosa. Una innovadora forma de diseño que rompe con la tónica habitual del sector hasta la fecha.