El consumo de agua en los hoteles supone alrededor del 10% de los gastos fijos de sus facturas, entre otras razones porque se desperdicia gran parte de ella. Para poder cambiar este escenario y contribuir al cuidado del medio ambiente con un consumo sostenible que no solo ahorre costes económicos sino también medioambientales, hay tres estrategias clave que podemos poner en marcha. Con ellas tenemos la posibilidad de ahorrar más del 50% de agua y poner nuestro grano de arena en la conservación de un recurso tan preciado, pero limitado, como el agua.


- Sistemas de bajo consumo. Contar con sistemas que garanticen un bajo consumo sin afectar al confort del cliente es la principal medida que tenemos a nuestro alcance, tanto por eficacia como por rentabilidad. Se trata de instalar inodoros con depósitos de baja capacidad, peralizadores en los grifos o cabezales de ducha con bajo flujo además de mecanismos selectivos de doble descarga en los sanitarios entre otras opciones. Afortunadamente, muchas firmas del mercado llevan años invirtiendo en innovadores sistemas que permitan reducir de forma considerable la cantidad de agua empleada, y acudir a ellas es una garantía en este aspecto.


Entre ellas se encuentra Hansgrohe, con duchas y grifería equipadas con tecnología EcoSmart, que consume hasta un 60% menos de agua que los productos convencionales. Logra que en todos los mezcladores de lavabo de la firma el consumo descienda a unos 5 litros por minuto mediante una mezcla con aire y un limitador de caudal. Otra firma que cuenta con grifería con sistemas de eficiencia energética y de ahorro de agua de hasta el 50% es Tres Grifería, que al igual que Griferías Galindo han invertido en tecnología para el ahorro de agua. Esta última empresa ofrece también la opción de instalar un novedoso mecanismo electrónico que consigue la recirculación del agua para que salga caliente de forma instantánea, en el momento en el que se abre el grifo, y de esa forma no se desperdicie nada, con lo que se pueden ahorrar hasta 1000 litros por persona al mes.
Otras propuestas interesantes del sector son las de Bathco, que cuenta con inodoros que tienen un mecanismo selectivo de doble descarga que ayuda a reducir el consumo de agua hasta en un 40%, y Catalano, quien ha patentado modelos de sanitarios con newflush, que consiste en un sistema de descarga de remolino que aprovecha al máximo la cantidad de agua disponible y que permite operaciones de limpieza más fáciles y eficaces.

- Gestión en el lavado. Optimizar los servicios de lavandería es otra clave para el ahorro del agua en hoteles. Además de contar con lavadoras industriales que permitan la reducción tanto de agua como de energía, es esencial gestionar una buena planificación para optimizar su uso. Completando la carga, de forma que se aproveche al máximo el agua en el proceso de lavado, estaremos contribuyendo a hacer un uso sostenible de este recurso, además de disminuir el consumo eléctrico.

- Fomentar el cuidado del medio ambiente entre los clientes. Cada vez hay más clientes preocupados por preservar nuestro entorno, y prueba de ello es que a la hora de seleccionar el alojamiento, uno de los aspectos que se tienen en cuenta es si el hotel sigue una gestión que contribuya al cuidado del medio ambiente. De hecho ya hay aplicaciones dirigidas a huéspedes que quieren hacer un uso sostenible de los recursos en los hoteles. A través de ellas, el cliente puede obtener su grado de eficiencia durante la estancia, de forma que por cada día de consumo responsable y sostenible, la aplicación "premia" a los turistas con una serie de incentivos. Una herramienta más para fomentar que no se desperdicien recursos necesarios y limitados como el agua.