Vivienda unifamiliar en Can Barbarà


En la vivienda que os mostramos, con unas vistas espectaculares de la bahía de Palma, se ha optado por colocar en el pavimento una tarima de roble natural en dos anchos de lama diferentes. Este roble, cuyo tratamiento apenas cambia su aspecto natural, es siempre una buena opción ya que nunca pasa de moda y es muy sencillo de combinar. En las fotos, podéis verlo tanto con paredes de microcemento en colores óxido, verde oliva y blanco, como con azulejos porcelánicos que imitan al mármol natural.


Volver



Suscríbete al newsletter

Recibe todos los meses las últimas noticias sobre Keragres.